Avisos
Vaciar todo

Vivir el presente


ESEM Training
Respuestas: 26
Admin
Topic starter
(@coachi28)
Miembro
Registrado: hace 2 años

Os dejo unos extractos muy interesantes, de un artículo que acabo de leer:

"Tenemos un cierto nivel de confusión y es que, presente, aquí, está muy marcado por nuestro sistema de percepción y una imagen mental de lo que es el aquí y el ahora. Pero el aquí y el ahora no es lo que nosotros pensamos que es el aquí y el ahora (…) El presente se acerca mucho más a la presencia, incluso es un lugar donde espacio y tiempo se confunden: no sabes qué es espacio y tiempo, pero está ahí por descubrir. Solemos decir eso de ‘vivir el aquí y el ahora’ con nuestras ideas previas de espacio y de tiempo. No nos damos cuenta de que todo está contenido dentro de nuestra mente, de que todo es mente al final. Espacio es mente, tiempo es mente. Cuando decimos ‘vive el presente’, si yo lo entiendo desde mi concepción del tiempo, lo que estoy entendiendo es que tengo que vivir el instante que está entre el antes y el después. Y eso nos confunde mucho. Porque la mente, al final, si la despojas de todas las ideas, se abre a una concepción completamente nueva”

"De mi ignorancia nace mi identificación con lo que pienso. De hecho, si lo que yo creo ser se basa en lo que yo creo que yo soy, y me identifico con ello, desde ahí es desde donde yo empiezo a pensar el resto. ¿Cómo me voy a desvincular de esos pensamientos si al desvincularme me van a tener que llevar tarde o temprano a desvincularme de lo que yo pienso acerca de mí y a tener que asumir mi ignorancia existencial de que no sé quién soy? ¡Pero en mayúsculas! que no sé qué sentido tiene nada de lo que vivo. Entonces hay un sistema de protección ante eso, y es que sin darnos cuenta, nosotros constantemente estamos eligiendo no desvincularnos de nuestros pensamientos”.

"Si te ofrecen la posibilidad de hacer un viaje durante un tiempo por una selva y te dicen: tienes la opción de conocer los lugares más hermosos de la selva de antemano o de conocer los peligros de la selva de antemano. ¿Qué eliges para viajar? La gran mayoría vamos a elegir conocer los peligros y eso ya marca mucho, demuestra dónde estamos situando nuestra atención. Preferimos pedirle a nuestra atención que esté monitorizando los peligros o aquello que pensamos que puede representar una amenaza. Cuando vivimos bajo esa elección imaginada, es un uso que yo entiendo, secuestrado de la atención, porque la llevamos a un lugar imaginado que no nos permite experimentar (…) Cuando yo sitúo la atención en una imagen inventada, empieza una incoherencia. Empiezo a sentirme insatisfecho, empiezo a sentirme confundido y carente de atención. Desde ahí, desarrollo una forma de vivir en la que busco ser atendido, ser llenado, y ahí nos vamos al mundo de las relaciones, del trabajo, del dinero y buaaaaaaaa hasta la guerra entre Rusia y Ucrania”.

(Sergi Torres)

 

"Muchas veces,  las personas que nos preguntamos acerca del presente, lo hacemos porque hemos convertido el presente en una moda, en una herramienta a través de la cual buscamos sensaciones de bienestar concretas. Cuando yo hago eso, previamente me estoy definiendo como un ser carente de esas sensaciones de bienestar. Cuando yo utilizo el presente de esta manera, lo único que estoy haciendo es temerlo, y cuando lo temo, necesito un espacio y un tiempo que temer. Ahí, es donde nuestra concepción pasada de tiempo, se hace fuerte. Pero si tú no ves esto desde el miedo, porque no le estás pidiendo nada al presente, sino simplemente decides dejar de pensarlo y comenzar a vivirlo, empiezas a descubrir que nos faltan las palabras para poder describir el presente. Pero fíjate de dónde parte este descubrimiento: de no pedirle nada a presente”.

“Presentamos la supervivencia -por ponerle nariz y boca- como el estrés: una situación que inicia esta respuesta biológica de la supervivencia. Sin embargo, la biología del presente incluye situaciones de estrés. De lo que nosotros nos empezamos a dar cuenta mientras conversábamos es que hacer de este estrés un estilo de vida, empieza a secuestrar nuestra biología y empieza a hacer que se mueva en un campo muy pequeñito de posibilidades. Cuando empezamos a hace esto desde un punto de vista orgánico o biológico, nos damos cuenta de que nos estamos perdiendo un montón de cosas y que no estamos utilizando un montón de capacidades cognitivas y biológicas que disponemos de manera natural: y que no lo estamos haciendo por una decisión que normalmente es inconsciente. La decisión de mantener o sostener el miedo en el tiempo es inconsciente. De hecho, usamos el miedo como crema protectora frente al sufrimiento, cuando su factor de protección es cero, no puede protegernos. Sin embargo, le pedimos esto al miedo. Cuando hacemos esto, si que parece que haya dos biologías. Pero cuando empiezas a darte cuenta de que no sabes nada, y empiezas realmente a descubrirte en lugar de recordarte, te das cuenta de que una incluye a la otra, de que vivir un episodio de miedo es supernatural si te abres a ello"

"“Un pensamiento no tiene la capacidad de definirnos ni de decirnos quienes somos. Cuando yo, por ejemplo, le doy a un pensamiento la condición de hecho, por ejemplo, le doy al pensamiento ‘cómo nos cuesta desvincularnos de nuestros pensamientos’, cuando le doy a ese pensamiento la condición de hecho, ese pensamiento empieza a tener la capacidad de controlarme. Pero si yo vuelvo al origen de ‘no sé si ahora mismo yo puedo desvincularme de este pensamiento’ si yo hago simplemente ese gesto, que es quitarle la condición de hecho y devolverlo al origen, es volver a ver un pensamiento como lo que es: una propuesta de tu cerebro para una situación de vida. Ahí vuelvo al punto de la ignorancia, me doy cuenta de que no sé cómo es mi pensamiento. Ahí estoy dejando de pensar únicamente la vida y estoy comenzando a vivirla.
Pero fíjate que puedes cambiar todo un milenio de historia simplemente dándole a este pensamiento en lugar de la condición de hecho, la condición de posibilidad. Este pensamiento que estás expresando de “hacer esto es muy difícil”… si tú realmente te atreves a verlo como una posibilidad, ya has cambiado 2.000 años de historia. Fíjate qué cerca estamos. Estamos a un gesto de distancia, pero no nos cuestionamos, porque creemos saber, porque no queremos reconocer nuestra ignorancia. Creemos saber cómo somos y, mientras yo crea saber cómo soy, no me voy a vivir, me voy a pensar…con lo cual, si yo ya creo saber cómo es la vida, ¿para qué la voy a vivir?"

“Hay un periodo que se llama periodos críticos -que a mí me encanta verlo como una ventana de oportunidad durante el desarrollo cerebral- que es que el cerebro de un bebé tiene muchísimas más neuronas que el de un adulto; no solo eso, sino que tiene muchísimas más sinapsis. Aproximadamente 35 veces la edad del universo más sinapsis que un adulto…Esto simboliza que nuestra mente viene al mundo con infinitas posibilidades y que hacerse mayor es ir socavando, es ir podando estas infinitas posibilidades hasta quedarme con unas pocas”.

(David del Rosario)

 

¿De lo que has leído, qué ha llamado tu atención? ¿Qué nuevas posibilidades te abre?

 

(Artículo completo: https://www.niusdiario.es/salud-y-bienestar/coaching/entrevista-david-rosario-sergi-torres-libro-biologia-del-presente_18_3312498640.html)

1 respuesta
Gabriela Hun
Respuestas: 2
Customer
(@gabrielahun)
New Member
Registrado: hace 3 meses

Hola compas!!! Feliz semana para todos y todas!

Me resuena muchísimo y me encantó la frase "Cuando empiezas realmente a darte cuenta de que no sabes nada y empiezas a DESCUBRIRTE, en vez de recordarte, te das cuenta de que vivir un episodio de miedo es supernatural si te abres a ello".
Desde aquí me quedo sobre todo con la actitud de curiosidad y de expectativa sin el preconcepto armado de la vida, de que "uno es como es", de que "esto es o no difícil", "que es o no para mí"... me parece tan amorosa la POSIBILIDAD, o las miles de POSIBILIDADES que podemos abrir simplemente con la actitud de observadores y creadores de nuestra realidad, nos simples reproductores de patrones e ideas previas grabadas hace siglos es nuestra mente. Ahí está el juego del creador, porque tiene la posiblidad de elegir qué y cómo crear. O bien puede ponerse uno en el papel de reproductor de patrones, de víctima, de "pobre de mí, porque mi vida es una porquería" sin querer darme cuenta de que la responsabilidad de hacerlo distinto es propia.
Por otra parte, me resuena muchísimo la idea de entender al pensamiento como posibilidad, no como hecho. Es abrirle la puerta a la duda, a la pregunta y a la vez a la observación y la elección de crear. A la vez, esto destierra "la verdad", "la palabra santa", ya que con cada ser humano existirán miles de posibilidades de abordajes diferentes y todas son válidas.

Este fue mi humilde aporte al debate.

Que tengan bonita semana! 🙂

Responder
Compartir:
Ir arriba
Lamentamos molestarte con este mensaje, pero debemos advertirte que esta web usa Cookies. Puedes ver detalles clicando en el enlace \\\\\\\"Ver política de Cookies\\\\\\\"    Ver Política de cookies
Privacidad